cabecera-mentoring-empresario

Pesimismo y Optimismo

Por lo general en la díada optimismo-pesimismo, por una convención social y convencional uso de la metáfora, se coloca primero la palabra optimismo y después pesimismo.

Nosotros hemos invertido los términos, porque es más fácil definir al pesimismo y en contraposición saldrá la definición de optimismo u optimista.

Por otro lado el pesimista lo es 24 horas al dia, los 7 dias a la semana.

En cambio no hay optimistas en tiempo completo.

No estamos hablando aquí de opiniones: una opinión pesimista u optimista acerca del resultado de UNA determinada acción o proyecto.

Hablamos de quien posee una clara conducta pesimista, alguien tomado por la creencia de que todo va a ir mal, alguien que vive haciéndose mala sangre por lo por-venir.

El pesimista que termina siendo quejoso, insoportable, capaz de terminar molestando al semejante, y si llega a tener cierto predicamento sobre ese otro terminará contagiándolo y tal vez paralizándolo.

Lo que nos interesa es llegar a comprender, en el pesimista, qué marcos conscientes e inconscientes utilizan para evaluar su actual circunstancia y la visión de un futuro lleno de desesperanzas y frustraciones.

Que vivencias tuvo de circunstancias catastróficas, que decepciones, qué cortadas de alas, deslegitimaciones, heridas narcisísticas ha sufrido en edades tempranas, para que el presente y el futuro se rijan por profecías autocumplidas de mal-estares.

El pesimista actúa en el presente y en el futuro con una lectura a la que llama intuición, entonces formula juicios y toma decisiones con la sensación de esto no va a poder ser, no permitiéndose vivir una vida de calidad.

No tiene registro ni noción , de que un pesimista no nace, se hace.

Finalmente, si tiene permanentemente una mirada pesimista, lo mas probable que aunque le vaya bien, desvalorice los logros, y quedara con un beneficio secundario de tener la sensación de control sobre la propia vida.

-yo te lo dije….! te avisé de que iba a ir mal….!

Son los pesimistas los que buscan el optimismo irracional con el que lucran algunos libros, y los programas de entrenamiento en emociones positivas , sabiendo, por pesimistas (y por sentido común) de que son saberes externos que jamás podrá asimilar.

Son búsquedas casi desesperadas y engañosas de salir del estado de pesimismo, y no por pesimista una persona deja de ser inteligente, y se da cuenta que terminan contándole historias a las que el jamás podrá alcanzar , ni siquiera identificarse, y terminan horadando más y más en un lugar de desesperanza y hastío, incluso de si mismo, porque termina aceptando de que no hay recetas milagrosas.

De un universo dividido entre lo que esta bien y lo que esta mal, de lo que puede salir bien, de lo que puede salir mal.

Malo y bueno, ¿qué es lo bueno y que es lo malo?

Cómo llega a ese sistema de valores donde el mundo se diferencia en personas buenas y personas malas, acciones buenas y acciones malas, actitudes buenas o actitudes malas.

Esta dicotomía, duda existencial entre lo que esta bien o lo que esta mal, promueve efectos de sufrimiento inútil, que provoca un enorme desgaste, un malestar constante, pérdida de energía, falta de sintonía con la realidad , un desaprovechamiento significativo de las funciones intelectuales . El sufrimiento inútil provoca un desgaste a nivel físico, una irritabilidad a nivel psíquico y una falta de control emocional.

Por ejemplo, puede darse la dificultad de abandonar una empresa en la que se ha embarcado, total si comienza un nuevo camino, igual le va a ir mal.

La diferencia básica entre un pesimista y un optimista reside en algo tan sencillo como su manera de interpretar las situaciones, pero algo tan complicado como es el acometer el diario vivir

El pesimista vive pesimista. En contraposición, la persona con rasgos optimistas, no vive optimista.

El optimista no piensa que debe buscar un estado de dicha permanente, sino que vive ciertos hechos del por-venir con un sentido general de paciencia, y con una alta tolerancia a la frustración.

Son personas con un alto grado de adaptabilidad, de plasticidad. Personas que pueden seguir aprendiendo, que están abiertas a nuevas experiencias, que puede aprender de sus fracasos.

En contraposición al pesimista que se las sabe todas y no puede seguir aprendiendo.

El optimista, logra en el caos, encontrar orden allí donde no lo hay.

La visión optimista sostiene que el devenir de determinadas situaciones, está dentro de su control , que éstas situaciones se le repetirán una y otra vez , y que encontradas las soluciones (y esta seguro de que las va a hallar), tendrá herramientas para afrontar nuevos desafíos.

El pesimista, por el contrario, piensa que nada estará bajo su control, que los problemas se presentan de improviso, que lo atacan.

Que no tienen un comienzo en algún lado, y que cada problema es único, no puede tener una mirada prospectiva,

Cuando nos permitimos mirar nuestra vida y nuestras experiencias bajo el lente del optimismo, nos convertimos en seres más perseverantes, más tolerantes, más completos, que somos capaces de aprender de las experiencias, incluso de las negativas, que pueden llegar a fortalecernos

En suma, señores pesimistas, dejar de serlo es un trabajo, es revisar la propia historia , pedir ayuda para salir de ese estado complicado, comprender que el mundo no se divide entre el Bien y el Mal, sino que cometemos acciones funcionales o disfuncionales, pasibles de ser corregidas y reparadas si podemos responsabilizarnos de ellas.

Para los optimistas , nadie mejor que un Mentor, que es optimista SIEMPRE respecto de los cambios que puede hacer una persona, para comprender el grado de tranquilidad y paz con el que uno puede vivir y más aún, poder transmitirlo a los demás.


Diciembre, 2011

Boletín Informatívo

Presentacion del libro en Marbella 125

Suscríbete a nuestra publicación distribuida de forma regular por correo electrónico acerca de Mentoring Empresario.

Leer más...

Venta de Libros

Libro Genograma y mentoring P

Mis claves para aprender a cambiar.

Una herramienta de ayuda para todo profesional que busque el bienestar del Otro...

Leer más...

Galería de Vídeos

Galería de Imágenes

¿Quién es Ernesto Beibe?

ErnestoBeibeProf. Ernesto Beibe
Mentor y Consultor Empresarial
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Leer más

Siguenos en...

twitter_48x48 facebook_48x48 feed_48x48 youtube_48x48

Encuéntranos

Recomienda Nuestra Web

 
 
 
 

Últimos Comentários

  • Mentoring Empresario en La Vanguardia

    Pilar 10.12.2014 21:11
    Hola, me ha gustado todo el contenido de la web. lo relacionado con Mentoring. Tiene calidad y en ...
     
  • Mentoring Empresario en La Vanguardia

    maria 18.06.2014 21:12
    Me parecio muy interesante la nota. Estamos iniciando una marca de ropa FELICITY URBAN.Estamos en Cba ...